martes, 7 de febrero de 2006

El Biotren

Al fín conocí el Biotren. El domingo recién pasado, despúes de comer donde el Pato (mi primo), le comenté que quería ir a conocer le nuevo tren, ya que la vez pasada que fuí me quede con las ganas. Por casualidad él me dijo que tenía una tarjeta de prepago para el tren (usa tarjeta como los celulares), así que me invitó a conocerlo. Lo bueno del tren es que tiene un recorrido de Este Oeste y de Norte a Sur, o sea de Hualqui a Talchuano y de Conce a San Pedro, osviamente pasando por el río Bíobío. Yo creo que esta parte es la mejor, ya que el puente ferroviario es antiquisimo del año 1889.



Esta es la estación del Biotren, es como las de los metrotren que corren de Rancagua a Santiago. Están super bien cuidadas (bueno, son nuevas) aunque igual vimos que se puede pasar colao sin pagar boletos!, ya que no hay un inspector dentro del tren que te los revise.


Este es el tren de cerca, son naranjitos, tiran pinta los carros!. Hacen ver a Conce una ciudad moderna. No se si las maquinas son nuevas, pero así lo parecen.


Los carros son igualitos al metrotren, con la unica diferencia que no tienen puerta entre un carro y otro. O sea es abierto completamente entre carros, como el metro de Santiago.


Este es camino a Hualqui, bordeando el Bíobio. Una vez que llegamos a Hualqui el tren se devuelve hasta Talchuano, nosotros nos bajamos antes para tomar el trasbordo a San Pedro.


Aca salgo disfrutando del viaje. Claro que mi fui pal lado donde pega el sol, asi ke termine con dolor de cabeza, pero ese era el lado donde estaba el río.


El momento más emocionante del viaje. Estamos pasando el viejo puente ferroviario, pa los que les gustan los números tiene 1889 mts. de largo y fue inagurado el año 1889 (que coincidencia, lo lei en el diario El Sur). Lo que sale en la foto es el puente vehicular Llacolén y de fondo se ve mi ciudad... Cuando pasa el tren por el río da la impresión que estuviera volando ya que no se ven las ruedas, ni los durmientes, ni nada de eso.


Mi primo posando antes de subir al trasbordo que hicimos en Talcahuano, ya que el tren quedó en pana. Si se caen los aviones, ¿Porque no?

1 comentario:

Luz Caraballo dijo...

Sigo pensando que eres un gran cronista del Chile de estos tiempos. Te dejo un juego para bloggers:
"Aclaraciones: las reglas del juego son las siguientes: Titular “Los cinco extraños hábitos de....” (acá su nombre). Elegir luego 5 personas y dejar su nombre linkeado a su blog. Pasar por el blog de esa persona para avisarle de la invitación y que pueda leer sus respuestas. En el post, cada uno/a debe dejar en claro las reglas."

Un beso,